21/06/2012
SMG en una jornada de divulgación sobre juntas para edificación de la empresa EMAC
Técnicos de Ingeniería SMG estuvieron en una interesante jornada impartida por el departamento técnico de la empresa EMAC y ha facilitado las siguientes indicaciones que pueden servir como orden de magnitud:


Juntas sísmicas para pared y suelos: pre-montadas en aluminio anodizado, absorben movimientos multidireccionales. Se conectan con tornillería que se cubre con embellecedores. Están pensadas para juntas de 10 cm aproximadamente.
Juntas estructurales: para edificios con dimensión superior a 40 metros en planta si no se han tenido en cuenta las acciones térmicas en el cálculo. El material utilizado puede ser aluminio anodizado si van a quedar vistas o caucho (PDM). Se diseñan en función del uso que vaya a tener el lugar donde se ubican y el ancho de la junta.
Juntas en soleras de hormigón: el material habitual es el PVC. Su ubicación suele ser perimetral o en zonas de aislamiento. Se utilizan también para juntas de contracción y se disponen cada 4-6 metros. También pueden utilizarse como juntas de dilatación.
Juntas para pavimentos y revestimientos cerámicos: en zona sísmica o en zonas expuestas a variaciones térmicas se colocan cada 3-4 metros. En interiores se colocan cada 8 metros. Sirven para absorber las deformaciones y las tensiones, sobre todo si se utilizan baldosas de distintos colores que se comportan de forma distinta ante la radiación solar.
Suelos radiantes: se colocan juntas cada 4 metros, ya que están sometidas a fuertes variaciones de temperatura.
Suelos de parquet: junta perimetral de 5 mm, junta de dilatación de 10 mm cada 8 metros.
Pavimentos flexibles: las juntas de cada baldosa absorben las deformaciones al ser elástico el propio sellado.
Otras: cantoneras o esquineras, rodapiés, molduras, soluciones antibacterianas, soluciones integradas dentro del pavimento, etc.

HJOVER@INGENIERIASMG.COM