01/03/2012
SMG en la mesa redonda conjunta IVEX-ICEX sobre licitaciones internacionales
SMG estuvo presente en una interesante jornada sobre licitaciones internacionales organizada conjuntamente por el ICEX y el IVEX.
Inició la jornada Vicente Mañes (ICEX) quien informó de que la tasa de retorno de las aportaciones españolas respecto a las licitaciones sigue siendo baja. Como motivos posibles se habló del tamaño de las empresas y la falta de conocimiento. Como soluciones planteó los consorcios y jornadas y cursos como ésta. "El proceso hasta el éxito es largo", avisó.
A continuación Daniel Marco (IVEX) comentó que hay una oportunidad de negocio importante en los servicios técnicos y tecnológicos a países en vías de desarrollo.
Julio Perete (CONSORTIA) alabó las virtudes de los consorcios (suma de CCVV, aumento de capacidad financiera y el importante apoyo psicológico). Para buscar socios, dijo, es fundamental el feeling. A nivel interno debe plantearse la secuencia: plan-acciones-presupuesto. Es imprescindible que haya un responsable único e identificado para tener posibilidades reales de éxito. Las licitaciones multilaterales deben ser sólo una parte del plan de internacionalización de la empresa. El sistema de "ser amigo de" no funciona excepto en repúblicas bananeras. Lo que funciona: cultura del trabajo y esfuerzo. Al buscar un socio es más que suficiente encontrar un socio honesto y de "segunda" división.
R. Hoyuela (ICEX) y C.Villó (IVEX) realizaron una exposición de los medios que ponen a disposición de las empresas en la aventura de la internacionalización.
Cristina Marco (CSD) realizó una brillante exposición sobre el caso de éxito en un plazo relativamente corto de su empresa de proveedora de servicios informáticos y software en la internacionalización. Explicó los entresijos organizativos del día a día de la gestión exitosa de la internacionalización desde una perspectiva de primera mano. Como claves/consejos: estrategia, tiempo, personal, dedicación, formación y limitación.
Por último Niveles Montaner (Irrimon) llevó a cabo una intensa explicación del proceso de internacionalización de su empresa, del grupo Mondragón, haciendo hincapié en que es fundamental implicarse profesional y personalmente en los proyectos para obtener los resultados deseados. Presentó sus experiencias positivas y no tan positivas y dejó claro que cuando se quiere algo hay que insistir, insistir e insistir.